Micro-historias musicales

31/01/2016

Compartir:

Facebook de Esgalla Creacións Twitter de Esgalla Creacións

Muchas han sido las veces que os he hablado acerca de la relación entre la música y las emociones. Los que me habéis leído en otros post sabréis ya que todos tenemos una historia sonora que nos conforma y nos define. Esta historia sonora está directamente relacionada con lo que somos. Y, como no podía ser de otro modo, sonamos a lo que somos y por supuesto, así sentimos y vivimos, así sonamos.

blackstar

Supongo que no os será desconocida la noticia de que el día 10 de Enero nos dejó David Bowie.

Según he leído, su último trabajo discográfico, «Blackstar», fue elaborado por él como una despedida.

El mismo día que tuve la suerte de escucharlo, e introducirme en el componente emocional de este disco, tomé la decisión de escribir este post, que en esta ocasión va a ir dedicado a varios músicos y una selección de sus trabajos musicales elaborados en determinados momentos de sus vidas.

Me gustaría que dedicáseis unos instantes de atención y escucha para observar las emociones implicadas en estas micro-historias sonoras.

Empezamos, por supuesto con «Blackstar», el tema que abre el último disco de Bowie.

Como supondréis, lo de componer la música para el funeral de uno mismo no es una cosa de la actualidad. Enfermo, y en la última etapa de su vida, es bien sabido que W. A. Mozart compuso su famoso Requiem en Re menor.

Para los que no lo sepáis, un Requiem es una misa para un difunto. Con total probabilidad habréis oído hablar del de Mozart. Inacabado, y terminado a su muerte de mano de un alumno, el Requiem en Re m resultó tambien una despedida para el propio Mozart.

Os dejo su popular «Lacrimosa».

Cambiamos ahora de tercio para presentar «Ghost Stories», el sexto album de la banda inglesa «Coldplay». Se estrenó en 2014, el mismo año que Chris Martin, cantante y guitarrista de la banda anunciaba su separación con la que era entonces su pareja, Gwyneth Paltrow.

Coldplayanimales

 

Al parecer, la evolución y circunstancias de la última etapa de la relación fueron la inspiración de este trabajo. Os dejo dos muestras  esta vez.

 

Y ya para acabar vamos con otro clásico. Es el turno de «The Wall» de Pink Floyd. Los que no hayáis visto la película (importante, con las canciones subtituladas) estáis tardando.

the wall bird

El undécimo trabajo de la banda inglesa trata de ser, entre otras cosas, una crítica antibelicista. Lo que hay que aclarar ahora es que la guerra era una de las obsesiones de Roger Waters, ya que perdió a su padre durante la II Guerra Mundial (aunque esto se escucharía de forma más explícita en su siguiente álbum «The Final Cut»).

Allá vamos. Para muestra, un botón.

¿Habéis sido capaces de descifrar estas pequeñas historias musicales? ¿Os han llegado las emociones que giraban entorno a lo que habéis escuchado?

Si queréis podéis aportar alguna música con historia o muchas historias con música.

Espero vuestras opinones.

¡Nos vemos para la próxima!